FacebooktwittermailFacebooktwittermail

Disfraz de fantasma para niño

Una sudadera muy grande, un tul blanco y una cinta hacen un traje de fantasma sencillo (y espeluznante!) sin costura.

Necesitamos:
Sudadera blanca sobredimensionada
Pegamento para tela
50 cm. de cinta blanca
3 metros de tul blanco
25 cm. de tela de Bateo
Fieltro negro
50 cm. de cinta fina negra

Podemos completarlo con camiseta blanca de manga larga y mallas blancas o negras.

Cuerpo:
Comenzamos con la sudadera, cortando las mangas a unos 7 cm. del cuello; pegamos los bordes de las mangas haciéndole un doblez de 1,5 cm. aprox. hacia dentro.
Cortamos 10 cm desde el centro del cuello hacia abajo por la espalda de la sudadera, y metemos la cinta blanca por el agujero del cuello de la sudadera, ayudándonos de un imperdible, y rodeando todo el cuello hasta que salga por el otro lado. Atamos los dos extremos por detrás para ajustar el cuello haciéndolo más pequeño.
Debajo podemos ponerle unas mallas y una camiseta blanca de manga larga.

Doblamos el tul blanco por la mitad y cortamos una abertura en el centro, lo suficientemente grande como para que le entre la cabeza al niño (colocárselo cuando llegue el momento de salir a pedir chuches, pues se deforma fácilmente).

Gorro:
Cogemos una de las mangas que hemos cortado antes y le hacemos un corte unos 20 cm. hacia abajo desde la zona del hombro. Pegamos los bordes de las mangas haciéndole un doblez de 10 cm. aprox. hacia dentro (por el extremo más ancho).
Cubrimos una cara del bateo con pegamento. Fruncimos un poco el extremo estrecho de la manga que acabamos de preparar y metemos por dentro el bateo pegándolo alrededor de los 7 cm. superiores, apretando mientras se va formando una punta muy puntiaguda. Así conseguimos cerrar el gorro por arriba y que quede algo tieso.

Máscara:
Cortamos dos círculos de fieltro negro (aproximadamente 5 cm. de diámetro); cortamos otro círculo más pequeños por el interior de cada uno de ellos para hacer las gafas protectoras (del tamaño adecuado a la cara del niño).
Los unimos pegando un trozo de cinta fina negra entre ellos (lo suficientemente larga como para que se apoyen en el puente de la nariz); pegamos unos trozos de cinta negra más largos a cada lado para atarlos alrededor de la cabeza del niño.

Disfraz de fantasma para niña

Este disfraz es bastante simple de realizar, aunque necesita algo de costura (a mano se puede hacer sin problema).

Necesitamos:
Cintas negra y blanca
Fieltro negro
Bastante tul blanco
Hilo, aguja
Pegamento para tela (opcional)

Este también podemos completarlo con camiseta blanca de manga larga y mallas blancas o negras.

Costura:
Cosemos la cinta blanca del ancho del pecho de la niña (o un poco más grande, pues ese ancho tiene que entrarle por la cabeza o los pies).
A esta cinta le cosemos dos cintas negras a modo de tirantes, dos por delante y dos por detrás para atarlas luego en los hombros.

Cortamos todas las capas de tul blanco que queramos y se las cosemos a la cinta blanca hacia abajo, del largo de la altura del niño.
Y por último cortamos tres círculos del fieltro negro para hacer los ojos y boca, y los pegamos o cosemos por delante en la capa superior del tul.