FacebooktwittermailFacebooktwittermail

«…Del viento y otros soportes…» es la nueva exposición de Raúl Ruíz, más conocido como el Niño de las Pinturas o Sex, con la que el artista vuelve a enfocar su creatividad en la obra de taller, «dejando la calle para momentos más adecuados», según sus propias palabras. Una exposición compuesta por obras pictóricas, donde el artista traslada al lienzo (entendido éste como formato tradicional y no como soporte matérico) la esencia de su arte urbano o «street art», en el que se funden el dibujo clásico, la pintura y la poesía a partir de su inspiración en el cómic, la animación y la caligrafía árabe.

La exposición también contará con la presencia de una obra escultórica realizada en colaboración con José Mansilla Melero, una retrospectiva fotográfica de los graffitis más interesantes realizados a lo largo de todo el mundo y un video realizado por Tin Prod para la ocasión, explicando el proceso creativo de cómo se traslada una obra desde la calle hacia el estudio.

‘…del viento y otros soportes…’ no es una exposición….

…es un lugar en el tiempo

Un eco silencioso

del ruidoso y profundo

…cambio

en el movimiento infinito

…ahora pasa esto.


Cuándo: Del 26 de abril al 3 de junio de 2018.
Horario: de lunes a domingo de 10’00 a 14’00 y de 17’00 a 21’00

Dónde: Cuarto Real de Santo Domingo (Plaza de los Campos, nº6. 18009, Granada.)

Precio: Entrada gratuita

Artista: El Niño de las Pinturas

Colabora: Área de Cultura y Agencia Albaicín-Granada del Ayuntamiento de Granada

Más info: Web Agencia Albaicín



“Nacido en Madrid en 1977, Raúl muy pronto se trasladó a Granada, criándose en el barrio del Zaidín. Su crecimiento como artista, no obstante, tendrá lugar en el Realejo, barrio en el que actualmente también reside. Este barrio es su lienzo: esquinas y edificios aparecen lustrosos con el depurado e impactante trabajo de El Niño. Su pintura ya forma parte de la historia del Realejo, hasta el punto de que hay turistas que vienen a la ciudad buscando sus obras, que reivindican más justicia social, sensibilidad hacia la tercera edad y a la infancia o más respeto por el flamenco, entre otros temas. Sus obras van unidas a frases o poemas más o menos reflexivas como parte de su estilo particular de graffiti. En sus obras la figura humana, tanto en la infancia como en la adolescencia, ocupan un primer lugar, destacando las expresiones faciales de sus rostros: descaro, miedo, asombro, tristeza,… rostros con actitud.

Su estilo es cautivador y detrás de las capas de pintura plástica y esmalte sintético, se esconde un ojo clínico que conecta con el pulso de la calle. Su estilo radica en combinar la pintura con la sentencia textual, una constante del arte callejero pero que este artista ha logrado fundir de una manera única. El Niño de las Pinturas huye de cualquier interpretación unívoca de su piezas y nos invita a que las valoremos según nuestra perspectiva personal; de ahí que renuncie a explicarnos el origen de algunos de sus iconos más célebres como son la rueda de la vida o los pájaros, tan presentes en sus escenas.

Las calles de Estados Unidos, Argentina, Portugal, Francia, Venezuela, Holanda, México, Italia, Hungría o Bélgica tienen su sello y ha tenido que recorrerse casi todo el planeta porque, a pesar de que en Londres el graffitero es un protagonista indiscutible del arte actual, en España el street art no tiene el reconocimiento que debiera y se sigue percibiendo con algunas connotaciones negativas y de segregación social. También ha publicado A través del muro, un libro donde podemos ver una recopilación de sus mejores obras.”


«El mundo está oscuro…ilumina tu parte» nos recuerda El Niño en la obra que está debajo de su casa.

Con esta exposición, el Ayuntamiento de Granada a través de su área de Cultura y de su organismo autónomo, la Agencia Albaicín, cede la sala de Exposiciones del Cuarto Real de Santo Domingo para rendir un merecido homenaje a uno de sus creadores contemporáneos más originales del panorama nacional e internacional.