FacebooktwittermailFacebooktwittermail
Foto: GETTYIMAGES

Foto: GETTYIMAGES


Este año la lluvia de estrellas veraniega de las Lágrimas de San Lorenzo, que se produce cada año entre finales de julio y agosto, se espera cinco veces más intensa que los años anteriores.

La Luna interferirá este año en la observación del fenómeno, que aparecerá en el cielo en fase creciente. Por esto, lo más recomendable en Europa para ver gran cantidad de estrellas es observar la lluvia de estrellas la noche del 11 al 12 de agosto a partir de las dos de la madrugada, cuando está previsto el primer ciclo de actividad y la Luna tendrá menos efecto,aunque también se podrán ver estrellas la noche siguiente, del 12 al 13 (en menor cantidad).

Según el astrónomo Francisco Colomer, astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), los mejores días para observar las perseidas 2016 son del 11 al 13 de agosto, a partir de la una de la madrugada.

El Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) explica que las predicciones indican que este año el fenómeno será especialmente intenso, de hasta 500 meteoros por hora, cuando lo habitual es que la actividad de las Perseidas tenga un máximo de 100 meteoros por hora.

“Estas estrellas fugaces podrán aparecer en cualquier lugar del cielo. Por su trayectoria parecen proceder de un punto situado en la constelación de Perseo, y de ahí proviene el nombre de las perseidas”, señala Marcos Villaverde, miembro de la empresa Azimuth que coordina las actividades de divulgación del CSIC en el observatorio de Calar Alto. Sin embargo, no se recomienda observar directamente hacia esta constelación, sino a unos cuarenta grados de la misma (buenas constelaciones guía pueden ser Tauro, la Osa Menor o Andrómeda).

La lluvia de estrellas de las perseidas podría alcanzar los quinientos meteoros por hora.

¿Qué son las Perseidas?

Cada año la Tierra cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que está llena de partículas pequeñas que han sido liberadas por el cometa en sus pasos anteriores. Estas partículas, al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, son calentadas por la fricción hasta que se vaporizan a gran altura (unos 100 km) y durante unos segundos (esos en lo que tenemos que estar atentos), por lo que las partículas brillan como si fuesen estrellas fugaces. Cruzan el cielo a una velocidad de entre 56 y 72 km/s, siendo de las más rápidas.
Normalmente tiene una Tasa Horaria Zenital promedio de 100-120 meteoros por hora (aunque este año será de cerca de 500), aunque si las condiciones climatológicas no son ideales (nubosidad, contaminación lumínica o baja altura del radiente al comienzo de la noche) veremos menos meteoros.

Las lluvias de meteoros normalmente son denominadas con el nombre de la constelación donde se encuentra el punto radiante.
Las Perseidas reciben su nombre de la constelación de Perseo, donde se encuentra el radiante de la lluvia. Por una cuestión de perspectiva, las estrellas fugaces parecen provenir de un mismo punto en el cielo, que se sitúa en la constelación de Perseo. Los meteoros son generalmente rápidos, alcanzando los 59km/s, lo que hace que sea muy fácil perdérselos si uno no está atento. Además, algunas estrellas fugaces son muy brillantes e incluso iluminan totalmente el cielo durante unos segundos, dejando a su paso una estela de humo.

Y el sobrenombre de Lágrimas de San Lorenzo proviene de la Edad Media. Como la lluvia se produce en el entorno del 10 de agosto, día de San Lorenzo, se asociaron las estrellas fugaces a las lágrimas que derramó el santo al ser quemado en la hoguera.

Observación de las Perseidas

Para disfrutar de las Perseidas no es necesario utilizar telescopios ni ningún otro tipo de instrumento óptico. Solo es necesario observar el cielo desde algún lugar lo más oscuro posible y lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.

El Instituto de Astrofísica de Andalucía, en colaboración con la Asociación AstroINNOVA y el grupo Daedalus, lanzará la noche del 11 al 12 de agosto una sonda para grabar por primera vez, en color y alta definición, esta lluvia de estrellas desde la estratosfera.
El IAA participa en tres actividades de divulgación que tendrán lugar en Sierra Nevada (Granada), en el observatorio de La Sagra (Puebla de don Fadrique, Granada) y en el observatorio de Calar Alto (Almería), en colaboración con Cetursa, el grupo Collados y la empresa Azimuth respectivamente.

Actividades del IAA para las Perseidas 2016

En Sierra Nevada.
La actividad se inicia en el edificio de Borreguiles con una charla divulgativa para adultos (a partir de 12 años) sobre las Perseidas, mientras los niños (de 7 a 11 años) desarrollan su actividad Aventura Espacial a modo de juego (de unos 45 min) en un salón contiguo; todos en conjunto asistirán posteriormente a una observación astronómica (70 min) a través de telescopios en Borreguiles.
Servicio de animación infantil para niños de 4 a 6 años.

En el Observatorio de La Sagra.
A partir de las 11 de la noche, habrá una jornada en el observatorio con observación del fenómeno, dirigida por científicos expertos en la materia. Se hará una exposición en el exterior donde haremos una proyección audiovisual en la que explicaremos el fenómeno y qué es lo que vamos a ver esa noche. Posteriormente, mientras observamos los meteoros que la noche quiera regalarnos, explicaremos cómo orientarnos en el cielo, cómo distinguir las constelaciones, a la vez que miraremos por telescopios los objetos más interesantes de la noche y solventaremos todas las dudas que surjan a los asistentes.

En el Observatorio de Calar Alto.
Visita el observatorio y conoce de la mano de un experto los últimos avances en la investigación de los cuerpos menores de nuestro sistema solar. Aprende con nuestro equipo cómo ayudar en la investigación sobre meteoros con tus propias observaciones y disfruta de las Perseidas bajo el cielo de Calar Alto, el cielo de Europa.