FacebooktwittermailFacebooktwittermail

Cinexin

En 1971 la empresa Exin presentó una de sus líneas de juguetes más famosas, el Cine Exin, un juguete que entró una noche de reyes en mi casa y ya no volvió a desaparecer de entre todas las casas en las que he vivido.

Exin no fue la primera firma juguetera que puso al alcance de los más pequeños un proyector de cine y pre-cine. Anteriormente ya existió Cine NIC (de los años 30), el proyector de cine sonoro Marín de los 50, Airgamcolor Proyector con Caleidoscopio Airgam en la década de los años sesenta (del que compré uno para mi colección el año pasado en el mercado “Encants” nuevos de Barcelona que me costó más de media hora de regatear con un vendedor intransigente pero que al final convencí al no mostrar ningún interés).

En definitiva, Exin acertó de lleno incorporando su primer Cine Exin de color naranja, caja dura y con un formato Súper 8, fácil de utilizar y muy resistente, hasta que los más pequeños empezamos a descubrir que podíamos abrir y cerrar el proyector y cargarnos textualmente las películas que primero fueron en blanco y negro y más tarde se comercializaron en color.


“Cine Exin. El cine sin fin”


Foto: Eva Penélope

Foto: Eva Penélope

Exin llegó a un acuerdo con Disney para la distribución de sus películas en este formato, y de este modo, los niños podíamos disfrutar en nuestras casas con personajes como Popeye, La Pantera Rosa, Mickey Mouse, Pato Donald, Flash Gordon, los pitufos y un sinfín de personajes que podías mover a tu antojo hacia delante o hacia atrás, congelar la imagen o continuar imaginando que eras el director de tu propia película de dibujos.

Así que años más tarde, en el 1983, Exin renovó el proyector y cambió el sistema de las películas absolutamente protegidas y cerradas para que los niños no las pudieran romper, fue todo un acierto así que de nuevo el Rey Baltasar dejó en mi chimenea un nuevo Super 8 CinExin de color azul y otro modelo en amarillo y con las películas en color.

Foto: Eva Penélope

Foto: Eva Penélope

El año pasado en la Plaza Bib-Rambla, encontré en el almacén de la última juguetería de la plaza, hoy ya cerrada, el último polvoriento lote con 54 películas de Cine Exin de segunda generación y las vuelvo a disfrutar como si fuera ayer.

Tardes con palomitas y la luz apagada en mi habitación ¡123 acción!… y ese “crac, crac, crac” moviendo la manivela de mi primer Cinexin quedó grabado en mi subconsciente para siempre.
 

Anuncio Cine Exin, el cine sin fin


 

Pinchazo Rosa (Pantera Rosa). Capítulo de Cinexin. Año 1975. Formato de cine 8mm. Blanco y negro.